Los estafadores que intentan obtener su información personal cuentan con herramientas extremadamente sofisticadas que ayudan a disfrazar los sitios web maliciosos para que luzcan casi idénticos a las páginas de compras, banca o incluso páginas gubernamentales legítimas a las que buscan imitar, incluso con los logotipos robados de las compañías y los diseños del sitio.

El objetivo es engañarlo para que ingrese los detalles de su tarjeta de crédito o la información de inicio de sesión bancaria en el sitio falso. Para evitar caer en esta trampa, vaya directamente a la fuente escribiendo la dirección de un sitio web directamente en la barra de dirección de su navegador en lugar de seguir un enlace de un correo electrónico o búsqueda en Internet.

Si recibe enlaces sospechosos en su bandeja de entrada, verificar el dominio (o .com de donde fueron enviados) suele ser una buena forma de saber si la fuente es legítima o no. Con McAfee® WebAdvisor, usted puede esquivar los sitios maliciosos gracias a las advertencias claras sobre sitios web, enlaces y descargas de archivos riesgosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *